El periodista independiente cubano Serafín Morán Santiago, de 40 años, está detenido en el South Texas Detention Complex, en Pearsall (Texas-EE.UU.). El 13 de abril, cuando cruzó la frontera por el Puente de Piedras Negras, entregó su documentación a las autoridades del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE). Morán ha debido empezar su solicitud de asilo en reclusión, a pesar de haber sido víctima de violencia y amenazas contra su vida en Cuba por su actividad como periodista, produciendo reportajes para varios medios hispanos en Estados Unidos, y su canal de Youtube Cubareporta.com. El cubano concluyó una capacitación en periodismo ofrecido por la Florida International University, en la Embajada de Estados Unidos en la Isla, en marzo del 2015; y otro curso de profesionalización en Praga (República Checa), invitado por Radio Martí.

Desde su llegada a territorio americano, Reporteros Sin Fronteras ha respaldado a Morán con servicios legales y la denuncia de su caso. FUNDAMEDIOS USA, preocupada por el riesgo que correría su vida ante una deportación, se unió a la causa para su inmediata liberación. Conversó con él sobre las razones que lo llevaron a ingresar a suelo americano.

FDM: ¿Qué circunstancias le trajeron a que hoy esté detenido en la frontera?

SM:  Me encuentro aquí por lo que está pasando con los periodistas en Cuba. Hay muchas cosas que aún no se saben. Mi relación con activistas de Derechos Humanos empezó antes que el periodismo. Descubrí la pasión por las noticias en vídeo tiempo después. Comencé con la velada de derechos civiles y sociales, cuando salí a representar a mi familia, víctima de la dictadura castrista, con un cartel frente al Poder Popular. El Gobierno le quitó la casa a mi mamá para venderla a un oficial. Tenía 15 años, sufrí una gran golpiza, debí estar en un hospital por tres días.

Ya en 2009 empecé a tener más conocimientos sobre los Derechos Humanos, la primera ONG que descubrí fue las Damas de Blanco. Entonces yo ya hacía vídeos comunitarios. Una dama de blanco  se me acercó y me dijo “nos hace falta gente que haga buenos vídeos pero que tenga buenas condiciones de luchar contra el régimen”. Empecé a ir a (Calle) Neptuno donde se encontraba Laura Pollán, a conocer testimonios, y empecé a sentir el acoso y maltrato de la seguridad del Estado.

Luego conocí otros movimientos opositores, como Cristiano Liberación, Opositores por una Nueva República, Unión Patriótica de Cuba (UNPACU). Aún no era periodista.  

Terminé el curso de prensa independiente el 5 de marzo del 2015, aprendí cómo hacer vídeos sobre noticias.  Luego hice otro curso en Praga para ser más profesional.

Mi unión a estos temas de DDHH era tan profundo que ya para mí era preferible estar detenido que dejar de informar sobre lo que pasaba en ese tema. Había muchas personas infectadas con VIH, tuberculosis, hepatitis, abusos a las Damas de Blanco.

FDM: Dice que fue secuestrado por el Estado, que estuvo preso…

SM: Estuve en prisión una sola vez, en 1999, por protestar en contra de la venta de la casa de mi madre. Yo tenía 19 años. Entré por tres años a Vallegrande y el Estado no dejó que saliera hasta 2003, los dos últimos años en máxima seguridad en el Combinado del Este. Ahí nunca vi la luz natural del sol, envenenaron la comida que me llevó mi familia, estuve seis meses ingresado, y debido a esto me dieron la libertad.

Detenciones como periodista, muchas, he perdido la cuenta. A principios 2015, en las afueras de la Embajada de Ecuador, fui golpeado. Me encontraba en una tienda comprando unos zapatos a mi niña mayor, cuando vi personas en la calle donde está la Embajada. Siempre ando con mi cámara y mi teléfono. Me acerqué y me identifiqué con documentación periodística de Hispano Post. Ecuador había cerrado las visas para Cuba, porque los cubanos iban para Ecuador y desertaban para otros países. Les quitaban la visa pero la Embajada no se iba a hacer responsable del dinero de los vuelos, 2.500 dólares. Estas personas me comunicaron que ese domingo personeros del Estado les habían dicho  que se iba a resolver su caso, y en los noticieros decían que todo estaba tranquilo. La gente se molestó. Volvieron a ir para allá, yo volví a ir ese lunes. Para qué le cuento la golpiza que recibí, que hasta ellos mismos tuvieron miedo. Estuve tres días detenido, tuvieron miedo de presentarme así ante mi familia, y me dejaron a seis cuadras de la casa de mi padrastro para que quedara como si me hubieran asaltado. Me robaron las cámaras, el teléfono, todo.

Otra detención ocurrió cuando me dirigía en taxi a la casa de mis hijas, me lanzaron al río de mayor putrefacción, donde todas las empresas desechan químicos

Fue en 2015 el primer atentado que tuve. Lo denuncié como atentado ante las Naciones Unidas. Otro atentado contra mi vida fue en 2016, cuando iba de Santiago de Cuba en un taxi, me lanzaron un vehículo militar operativo.

Tuve un secuestro en junio 2016, cuando regresaba de cubrir la noticia del 502 aniversario de Santo Espíritu. Acusé al régimen públicamente por mi secuestro. Me amarraron con alambres manos y pies y me dejaron en la Represa del Ejército Rebelde.

Este último secuestro marcó mi vida. Por las condiciones en que me encontraron se preocuparon los policías , pero lo que más me preocupó es cómo le quitaron el caso al médico que me atendía en el Hospital Julio Trigo y desaparecieron todos mis papeles.

Desde ese momento pedí a un amigo que me ayudara a salir de la isla, mi vida se encontraba en peligro.

FDM: ¿Cuando llegó a Estados Unidos cuáles eran sus planes?

Me entregué por el puente de Piedras Negras, no quise violar ninguna ley, entregué mi documentación.  Me dijeron en migración que no están dando ‘parole’ (libertad condicional). He mostrado mis identificaciones de prensa, las pruebas de agresiones, mi documento de asilado político de las Naciones Unidas. El juez me dijo que no tiene jurisdicción para ponerme en libertad, que solo puede hacerlo inmigración. Ahora estudio inglés, las leyes de inmigración de Estados Unidos y trabajo voluntariamente en la cocina. Pero quiero salir de aquí y seguir trabajando como prensa y especialista en DDHH. Estoy muy conmovido por los que han hecho lo posible y lograron apoyarme en esta situación.

Conozca el trabajo de Serafín

https://www.cubanet.org/actualidad-destacados/las-victimas-del-burocratismo/

https://www.telemundo47.com/noticias/Cuba-policia-retiene-a-periodista-en-su-casa-301424141.html

http://www.hispanopost.com/programacion-de-tv-marti-el-unico-medio-que-dice-la-verdad-de-cuba

https://www.martinoticias.com/a/cuba-medias-impopulares-cierre-negocios-privados/151124.html