Para este 24 de agosto, el periodista cubano Serafín Morán, 40 años, tenía una audiencia de fianza que fue desconocida por el juez de migración y lo citó nuevamente para una audiencia final para el próximo 11 de octubre, cuando se decidirá si le conceden asilo político.

Morán se encuentra desde el 12 de abril en South Texas Detention Complex, en Pearsall, Texas, luego de entregarse a las autoridades migratorias de los Estados Unidos.  El juez ha considerado que su caso, al no ser el de un inmigrante ilegal, es el de un extranjero llegando a los Estados Unidos, y que no ha violado ningún reglamento.

El periodista cubano se inició tempranamente en el activismo por los Derechos Humanos en Cuba, y la primera organización social con la que se vinculó fue con las Damas de Blanco. Luego conocería otros movimientos opositores, como el Cristiano Liberación, Nueva República y Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

Por su habilidad para registrar y documentar denuncias en vídeo se involucró en la actividad periodística y colaboró con varios medios hispanos asentados en los Estados Unidos como: Univisión, Telemundo, Cubanet, Radio Martí e Hispanopost. Serafín Morán concluyó una capacitación en periodismo ofrecido por la Florida International University  en la Embajada de Estados Unidos en Cuba en marzo del 2015. Registros de su activismo y actividad profesional se pueden encontrar en su canal de Youtube Cubareporta.com

Morán asegura que “solo por ser periodista” fue prisionero desde el 28 de diciembre de 1999 acabando en la cárcel de máxima seguridad del Combinado del Este, sin acceso a la luz natural hasta el 2003. Morán ha denunciado constantemente haber sido víctima de agresiones personales y a sus familiares, hostigamiento, múltiples detenciones, secuestro y tortura.

Expone que a todos los periodistas que reciben equipos de prensa, que no han sido comprados al régimen cubano, que registra quién es el propietario y usuario del equipo, les aplican la ley de receptación.

Desde que llegó a Guyana, Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha respaldado a Morán. FUNDAMEDIOS USA, preocupados por el riesgo que correría su vida ante una deportación, se ha unido para dar a conocer su situación. Su solicitud de asilo político se enmarcará en la tortura, por ser miembro de grupo particular y por su opinión política.

Serafín Morán asegura haber recibido amenazas explícitas contra su vida en Cuba y ya ha pasado con éxito la prueba de miedo creíble, aplicada en los Estados Unidos. En México, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) le concedió el estatus de refugiado. También es reconocido por la Agencia de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR).

Cuba sigue siendo el peor infractor de la libertad de prensa de América Latina, ocupando a nivel mundial el puesto 172 de 180 (RSF). En los últimos meses se ha intensificado la represión a periodistas, las confiscaciones de equipos periodísticos, y se han registrado nuevas formas de intimidación a periodistas y sus familiares, según reportes de la Asociación Pro Libertad de Prensa (APLP) de Cuba.