El pasado 7 de marzo Fundamedios, The Interamerican Dialogue, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Reporteros Sin Fronteras (RSF), The Pan American Development Foundation (PADF), el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés) y la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos organizaron ‘Medios y Democracia en Las Américas II’. En Washington DC, expertos de distintos países de la región se dieron cita para analizar los retos que actualmente la prensa enfrenta.

A través de una serie de paneles se discutieron y analizaron las amenazas que enfrentan los trabajadores de la comunicación en el hemisferio y la libertad de expresión. Discurso estigmatizante, “fake news” y seguridad para periodistas fueron algunos de los temas que se desarrollaron en el encuentro que contó con la participación de representantes de la CIDH, The Washington Post, RSF, Univisión, Telemundo, entre otros.

Como resultado de los conversatorios y las mesas de trabajo, surge las memorias de “Medios y Democracia en las Américas”. La publicación recoge las reflexiones y recomendaciones en torno a mejores prácticas, oportunidades, garantías para hacer periodismo y defender Derechos Humanos. Se trata de una herramienta que mejore el entendimiento del contexto y las respuestas a potenciales amenazas a la libertad de expresión y la prensa independiente en las Américas.

  1. Retórica anti-medios en figuras políticas

Desde 2018, la retórica del concepto “fake news” para demonizar a la prensa se volvió común en América Latina. Varios grupos (financiados en algunos países con dinero público, y en otros privado) crean maliciosas campañas en contra de periodistas y medios independientes con el objetivo de atacar su legitimidad e intimidarlos.

La politización de ciertas frases y reportajes (Ej: #SOSNicaragua, #SOSEcuador) incrementan la polarización y queda menos espacio “neutral” para los hechos. Es así que narrativas divergentes y la estigmatización entre las partes se exacerban. De acuerdo a las conclusiones del informe, la retórica antimedios hace las veces de acelerador y de catalizador de la violencia en contra de periodistas y trabajadores de la comunicación.

El documento recomienda que los tomadores de decisiones denuncien públicamente las agresiones a la prensa y que se creen campañas mediáticas de conciencia sobre los efectos del discurso estigmatizante en contra de la prensa.

  1. Información engañosa y otras amenazas a la democracia

Las informaciones falsas o descontextualizadas abundan en internet. Las plataformas digitales que masificación la información como Facebook, Instagram y Whatsapp permiten generar campañas de desinformación, llamada también “información/noticia falsa” (fake news).

Medios y Democracia destaca que existe una doble amenaza sobre la retórica de la información engañosa. Una es para desprestigiar al trabajo honesto de varios medios y periodistas, tachando los datos que difunden como falsos. La expresión “noticia falsa”, según expertos, es una contradicción en sí misma ya que el análisis objetivo debe partir de un hecho real y contrastable. Las “noticias falsas” no son noticias.

  1. Mecanismos de protección para Periodistas

El informe discute el rol del Estado en la protección a periodistas. Se destaca que en América Latina solo cuatro países cuentan con mecanismos de seguridad: Colombia, México, Brasil y Honduras. Sin embargo, también analiza la efectividad de los mismos.

Los retos que enfrentan los mecanismos existentes se limitan a dar escoltas y seguridad a los periodistas, no se preocupan de detectar y frenar las raíces de la violencia. Por ejemplo, el mecanismo mexicano es difuso y carece de recursos para proteger a los comunicadores.

Entre las recomendaciones del informe está dar más recursos a campañas preventivas de violencia y no enfocarse en actuar luego que se produjo el crimen. Trabajar en una red que fomente la protección y la seguridad digital entre periodistas; además crear protocolos específicos de cuando el agresor es un agente público.

En abril de 2018 tres periodistas ecuatorianos de diario El Comercio fueron asesinados tras ser secuestrados por la disidencia de las FARC, frente Óliver Sinisterra. El fotógrafo Paúl Rivas, el conductor Efraín Segarra y el reportero Javier Ortega cubrían la zona fronteriza entre Ecuador y Colombia. El informe honra su memoria. 

Descargue el informe completo aquí: Media&Democracy_102319 (2)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here