César Ricaurte, director ejecutivo de Fundamedios y Julian Assange actualmente refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres, protagonizaron este domingo un intercambio en Twitter Más

Después de que Assange reaccionara a un artículo publicado en el Washington Post sobre la transición hacia la democracia en el Ecuador y cómo afectaría eso a la situación de Assange.

En el artículo del Post firmado por el periodismo Simeon Tegel, se recogen unas declaraciones de Ricaurte en las que señala que la situación de Assange en la Embajada es insostenible después de que Assange con sus recientes acciones de injerencia en  se ha convertido en un serio riesgo para las democracias occidentales:

 

“The situation of Assange in the embassy is unsustainable,” Ricaurte said. “He has converted himself into this great conspirator against the major democracies. I think the government is looking for a way out,” se lee en el artículo del Post y se describe así la situación del y el trabajo de Fundamedios:

 

“Moreno has publicly stated that he will maintain Assange’s asylum. But he has included a highly specific caveat: “as long as we assume his life may be in danger.” The president has also previously dismissed the WikiLeaks boss as a “hacker.”

 

“Among those who think Moreno may already be wondering how to end the impasse over Assange is César Ricaurte, head of Fundamedios, a Quito-based nonprofit that advocates for press freedom and had numerous run-ins with Correa.”

Assange reaccionó posteando en Twitter y acusando al Washington Post de difamación y de ocultar hechos como un fallo de la ONU (en realidad del Comité contras las Detenciones Arbitrarias del Consejo de Derechos Humanos y cuestionando la independencia de Fundamedios, al tiempo que citaba las declaraciones de Ricaurte.