El juez federal David Guaderrama, de El Paso, ha considerado que las autoridades de inmigración han violado la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, que contempla la protección de la libertad de expresión y prensa, en el caso de la detención del periodista mexicano Emilio Gutiérrez y su hijo.

Gutiérrez había ingresado a los Estados Unidos en el 2008 solicitando asilo junto con su hijo tras haber recibido múltiples amenazas contra su integridad por reportar corrupción gubernamental.  Fueron detenidos separadamente durante ocho meses, pues su hijo Óscar tenía entonces 15 años de edad. En el 2009 inmigración aceptó que de retornar a su país las amenazas contra ellos eran reales, y les permitieron permanecer en suelo americano.

El juez Guaderrama para dar audiencia a Gutiérrez ha considerado que las autoridades migratorias solicitaron oficialmente que el National Press Club debería bajar el tono durante una reunión con el director ejecutivo Bill McCarren quien intercedió personalmente a favor de la liberación de Gutiérrez.

En un intercambio de correos electrónicos, develados por un pedido de libertad de información hecho por el National Press Club, se sugiere que las autoridades migratorias  direccionaron el arresto al periodista mexicano a pocas semanas de la elección del Presidente Trump.

El juez considera también en su escrito que el arresto de Gutiérrez producido solo semanas después de que el periodista criticó el trato de Estados Unidos a los solicitantes de asilo durante una reunión en el National Press Club causa preocupación sobre una posible retaliación de las autoridades migratorias.

El gobierno solicitó al juez Guaderrama desconsiderar el escrito legal de habeas corpus presentado por la clínica de derechos humanos internacional de la Escuela de Leyes de la Universidad de Rutgers. En vez de ello, el juez ordenó una audiencia para este 1 de agosto de 2018.

La actuación del juez Guaderrama podría llegar a tener implicaciones en otros casos de solicitantes de asilo y su derecho a la libre expresión. Las expresiones puramente políticas están protegidas por la Primera Enmienda, remarca el juez en su orden.

Cerca de 20 organizaciones de periodismo profesional y de Derechos Humanos, entre ellos FUNDAMEDIOS USA, se unieron al pedido del National Press Club para liberar y garantizar el asilo a Gutiérrez. FUNDAMEDIOS hace votos porque el periodista mexicano, quien aceptó el premio Libertad de Prensa Aubuchon en nombre de los periodistas de México en 2017, pueda aceptar el prestigioso programa académico Knight Wallace de la Universidad de Michigan que se inicia en el próximo semestre.