Periodistas nicaragüenses en el exilio son hostigados y amenazados de muerte

0
126
Catorce miembros de la Asociación de Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), capítulo Costa Rica, han sido víctimas de amenazas de muerte y hostigamiento cibernético por fanáticos del régimen orteguista desde hace más de tres semanas.

La periodista Ileana Lacayo, presidenta de PCIN Costa Rica, exigió al presidente Daniel Ortega el regreso los medios de comunicación que fueron confiscados como 100% Noticias y Confidencial, el cese al bloqueo aduanero en contra de La Prensa y el Nuevo Diario y el término del hostigamiento a las radios locales.

Según los periodistas amenazados, las llamadas intimidantes son recurrentes, anunciándoles que sus familiares en Nicaragua corren peligro. Incluso les han llegado a enviar fotos por WhatsApp de sus parientes.

Entre los periodistas amenazados se encuentran: Dino Andino, Héctor Rosales, Gerall Chávez, Bismark Lebrón, Álvaro Montalván y Armando Espinoza, entre otros.

Lebrón, quien trabajaba para radio Mi Voz, en León, denunció ser víctima de una campaña de desprestigio por el comunicador oficialista Edgard Hernández, quien diariamente lo tilda de terrorista y golpista en un noticiero de propiedad de un exfuncionario sandinista.

 

Héctor Rosales explicó que desde abril de 2018, los fanáticos orteguistas le envían fotografías de cuando él trabajó en un canal del gobierno. Le llaman traidor. El periodista señaló a organizaciones que defienden la libertad de expresión que, desde hace 20 días, “las amenazas se han intensificado” y últimamente recibe amenazas de muerte.

“Me dicen que yo acá en Costa Rica estoy exiliado pero que en Nicaragua permanece mi familia. Entonces, yo responsabilizo al Gobierno de Daniel Ortega por lo que pueda pasarnos a cada uno de nosotros y a nuestras familias”, expresó Rosales.

El periodista Gerall Chávez identificó a Alberto Paiz, un trabajador de la Corte Suprema de Justicia como uno de los autores de las amenazas. Explicó que aunque ha bloqueado su número de teléfono, le llaman de otro número.

FUNDAMEDIOS se une al llamado de varias organizaciones que rechazan las amenazas y hostigamiento a los comunicadores y hace un pedido explícito al Gobierno de Daniel Ortega para el cese de estas acciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here