Censura y violencia contra periodistas durante manifestaciones en Venezuela

    0
    163

    Bloqueos, censura y agresiones físicas se utilizaron para impedir el trabajo de la prensa que desde el 30 de abril cubre la jornada de manifestaciones en Venezuela. Desde la madrugada de este martes, cuando Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, dio inicio a una nueva arremetida contra el régimen de Nicolás Maduro al liberar al líder opositor Leopoldo López, se reportaron los ataques a las libertades de expresión e información.

    Durante este martes 1 de mayo, el el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP) contabilizó 11 hechos de agresión a la libertad de prensa, 12 trabajadores de la prensa víctimas de distintos tipos de violencia, 5 reporteros impactados por perdigones y una emisora robada.

    Los periodistas fueron impactados con morteros, perdigones y bombas lacrimógenas. No son casos aislados.

    Las agresiones van en aumento. Hasta las 20:00 del 30A, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP) contabilizó 13 periodistas y trabajadores de la prensa afectados, una radio cerrada y dos medios internacionales sacados del aire. Uno de los casos fue el del reportero gráfico Julio Colmenárez, de El Informador, quien fue herido de perdigón por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes), en Barquisimeto.

    No fue el único. También se conoció que Isaac González, de Efecto Cocuyo, fue robado y golpeado por presuntos colectivos en Petare, mientras hacía cobertura en la favela de Caracas. Le quitaron el celular, lo golpearon en la cara y le partieron los lentes.

    Isaak Pérez, de Efecto Cocuyo, cuenta a FUNDAMEDIOS que presenció cómo desde la base aérea de La Carlota se lanzaban gases lacrimógenos y disparaban perdigones a la población civil, militares rebeldes y a diputados. ¨Lo más difícil es ser reportero un día como hoy en Venezuela, porque hay violencia de lado y lado. La gente está muy agresiva ante cualquier pregunta¨, advierte.

    Gerardo Morón, de Diario Nuevo Día, también resultó agredido mientras reporteaba en el batallón Atanasio Girardot, en Coro, Falcón. ¨Los manifestantes empezaron a gritar a los militares para que apoyen a Guaidó, pero funcionarios policiales armados llegaron y amedrentaron a la población. Cuando mi fotógrafo tomó las gráficas de la agresión, nosotros fuimos los agredidos. Quisieron quitarle la cámara a mi compañero e intentaron llevarme detenido, pero los manifestantes impidieron que sucediera. Definitivamente hacer periodismo en estos momentos en Venezuela pone en riesgo la vida del equipo periodístico”, reconoce.

    El artículo 58 de la Constitución de Venezuela expresa que toda persona tiene derecho a la información oportuna, veraz e imparcial, sin censura. Sin embargo, este 30 de abril la señal de BBC y CNN International fueron sacadas de la parrilla de DIRECTV, mientras transmitían los acontecimientos en las distintas zonas del país. No fueron los únicos medios censurados.

    La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) silenció a Radio Caracas, pionera de la radiodifusión en Venezuela. A pesar del bloqueo, el medio emite sus transmisiones a través de las plataformas Periscope y YouTube.

    Nela Balbi, directora del Instituto Prensa y Sociedad (Ipys Venezuela), tuiteó que una vez más se demuestra la gravedad del bloqueo informativo que se vive. ¨La censura es una de las tres cartas del gobierno. Las otras dos: militares y represión¨.

    FUNDAMEDIOS exige el respeto al trabajo periodístico y al derecho de los venezolanos a estar informados. El derecho a la información debe ser garantizado en cualquier circunstancia, así lo establece su Constitución. Insistimos en la necesidad de frenar el acoso sistemático que impide desarrollar las labores de la prensa, pilares de un sistema democrático.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here