Fuente: Diario Las Américas

Se trata de un joven ingeniero de 29 años, que trabajaba para la CIA, en el diseño de software malicioso para acceder a computadoras de supuestos terroristas. Se lo acusa de haber filtrado documentación clasificada de un programa de “hacking” de esa agencia a Wikileaks. Más