La madrugada de este 30 de abril Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, marcó el inicio de una nueva jornada política para dar fin al régimen de Nicolás Maduro. Con el apoyo de un sector de las fuerzas armadas, el político, reconocido como mandatario interino por más de 50 países (entre ellos Estados Unidos), liberó al líder opositor Leopoldo López, en arresto domiciliario desde 2017.

En lo que va de la mañana, organizaciones reportan distintas agresiones y vulneraciones al trabajo periodístico. Desde el Instituto Prensa y Sociedad (Ipys Venezuela) se denunció que el periodista Isaac González de Efecto Cocuyo fue robado y agredido por presuntos colectivos, en Petare (este de Caracas), cuando cubría en la zona.

También se han reportado fallas y bloqueos en redes sociales y plataformas digitales, como Twitter, Periscope y YouTube.

A las 11:05, Radio Caracas denunció que miembros de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) ingresaron a su sede y ordenó el cese de las transmisiones. La emisora fue sacada del aire.

FUNDAMEDIOS exige el respeto al trabajo periodístico y al derecho de los venezolanos a estar informados. El derecho a la información debe ser garantizado en cualquier circunstancia, así lo establece la Constitución venezolana. No debería practicarse bloqueos ni siquiera en Estado de Excepción.

Como organización, abogar por la restauración de un gobierno democrático. Hacemos  un llamado para que la transición se haga sin violencia y que los militares no usen sus armas contra población civil.

Lo hemos advertido en jornadas anteriores. La situación en Venezuela se agudiza y, con ello, el trabajo periodístico de quienes cubren la crisis social, política y económica se complica. Insistimos en la necesidad de frenar el acoso sistemático que impide desarrollar las labores de la prensa, pilares de un sistema democrático.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here