Este sábado 16 de marzo la Unidad Nacional Azul y Blanco, alianza opositora al gobierno de Daniel Ortega, en Nicaragua, conforma por más de 40 organizaciones sociales convocó a una marcha en Managua. El objetivo: solicitar la liberación de los presos políticos del país.

CNN informó que el viernes 15 de marzo las autoridades nicaragüenses indicaron que la manifestación no estaba autorizada. Sin embargo, la Unidad mantuvo la convocatoria apelando a “los derechos de libertad de expresión y movilización” recogidos en la Constitución.

Durante la marcha el sábado 16 de marzo, la policía replegó a manifestantes que protestaban en contra del gobierno de Daniel Ortega. Los grupos opositores reclamaron la liberación de todos los manifestantes detenidos en los últimos meses. El Gobierno ha liberado a 162 personas en los últimos meses, pero el Comité Pro Liberación de Presos Políticos dice que son 770 las que están bajo custodia policial, informó CNN.

En la jornada, la Unidad Nacional Azul y Blanco publicó en Twitter que había 164 personas secuestradas y seis heridos con perdigón y balas de goma. Varios organismos de Derechos Humanos y medios locales denunciaron violentos ataques hacia periodistas y manifestantes.

La Agencia EFE informó que muchas de las detenciones ocurrieron de forma violenta e incluyeron disparos. Tras seis horas, la policía y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia acordaron que los agentes permitirían salir a las personas de varios centros comerciales sin ser arrestadas.

La crisis en Nicaragua comenzó en abril del 2018 con una protesta estudiantil contra una reforma al plan de pensiones y escaló hasta pedir la salida del poder de  Daniel Ortega. A partir de abril, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha tenido como consecuencia cientos de detenciones, violencia, censura y muerte de ciudadanos.

FUNDAMEDIOS USA condena la acción de la policía nicaragüense, las detenciones y los actos violentos en contra de los manifestantes y periodistas durante la marcha por la liberación de presos políticos injustamente detenidos por el régimen de Daniel Ortega. Sumamos nuestras voces al resto de organizaciones internacionales que piden la liberación inmediata de los detenidos así como la garantía al derecho de libre expresión y prensa en Nicaragua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here