Hay preocupación por la propagación de páginas o artículos con datos falsos en las redes e internet, pero la evidencia de que realmente logran hacer que votantes cambien de parecer luce menos exagerada. Más