El foro Libertad de Prensa en las Américas, un homenaje por el Día Mundial de la Libertad de Prensa, fue realizado ayer por Fundamedios US en colaboración con Interamerican Institute for Democracy (IID), la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), y Foundation for Human Rights in Cuba en Miami, Estados Unidos.

El panel estuvo conformado por representantes de la prensa de distintos países del continente como: Carlos Sánchez Berzaín, director del Interamerican IID; Ricardo Trotti, director ejecutivo de la SIP; Antonio María Delgado, periodista del Miami Herald; César Ricaurte, director ejecutivo de Fundamedios US; y Yoani Sánchez, periodista del diario 14ymedio de Cuba.

César Ricaurte aprovechó el evento para realizar un homenaje a los tres miembros del equipo periodístico de diario El Comercio Javier Ortega, Efraín Segarra y Paúl Rivas, secuestrados y posteriormente asesinados mientras realizaban una cobertura en la frontera Norte y que se sumaron a la lista de 16 periodistas asesinados en lo que va del 2018.

Afirmó que la libertad de prensa es un derecho que debe ser promovido y defendido. Resaltó que en los últimos años hay retrocesos en la libertad de prensa en la región. “La violencia contra periodistas y equipos de prensa es la más extrema censura. La impunidad en casos de violencia contra periodistas genera un efecto amedrentador en quienes realizan este tipo de labores. Los Estados son los primeros que deben garantizar la protección hacia los comunicadores”, insistió.

Con Ricaurte coincidió el presidente de IID Carlos Alberto Montaner quien, debido a que no pudo asistir al evento, envió un mensaje por video, en el que  aseguró que la libertad de prensa es el único derecho que da estabilidad, decencia y prosperidad a la sociedad, ya que les permite elegir o rechazar opciones.

Al referirse a la situación de la libertad de prensa en la región, Carlos Sánchez Berzaín destacó que las dictaduras impuestas por Cuba, Venezuela y Nicaragua han mermado este derecho en sus sociedades y esto ha marcado un detrimento en Derechos Humanos. Agregó que hay dos clases de prensa, la que vive libre y la que vive oprimida. “Por ello, la libertad de prensa es la última trinchera de la democracia”, señaló.

Ricardo Trotti habló sobre las noticias falsas, las cuales se han hecho virales en los últimos años, debido a la revolución de la tecnología. “Ahora las personas no solo son receptoras de la información, sino generadores de contenidos. Al intentar legislar las noticias falsas se puede censurar noticias reales como la sátira y la opinión. Lo que necesitamos es más debate no censura. Pedir que alguien deje de leer u opinar es irracional. No hay que seguirles el juego a los que nos quieren censurar”, enfatizó.

Agregó que los periodistas deben producir contenidos de calidad, ya que es una responsabilidad y solo así se podrá contrarrestar el efecto de las noticias falsas.

Por su parte, Antonio María Delgado denunció que el periodismo en Venezuela se realiza en un ambiente hostil, en el que existen medios de comunicación demandados, periodistas exiliados. “Los periodistas que aún quedan en Venezuela hacen su trabajo con el temor de ser encarcelados, de recibir agresiones físicas por grupos de civiles o por la Guardia Nacional Bolivariana”.

En la misma línea, Yoani Sánchez explicó que Cuba tiene las leyes más restrictivas de la región contra el periodismo. “Cualquier información que no le guste al poder puede tener consecuencias legales y terminar en la cárcel”. Relató que en la isla, el Gobierno controla muy de cerca los medios de comunicación. “Designa editores en jefe, controla la cantidad de insumos que se necesita, impone la línea editorial y más”.

A pesar de que Sánchez aseguró que la imputación de causas judiciales y la prohibición de salida de la isla a periodistas son prácticas muy comunes, que obstaculizan la libertad de prensa junto a la Ley 88, conocida en Cuba como la ley Mordaza, también se refirió a la implementación de diversos medios independientes y sus avances en el ámbito periodístico.

Por último, el presentador de Mega TV Oscar Haza reflexionó sobre las diferencias que hay en América Latina y Estados Unidos y por qué en la primera no se ha logrado el desarrollo sin conculcar libertades, cuando en la segunda sí. “La Constitución de Estados Unidos, en específico la primera Enmienda, que protege la libertad de prensa y fue adoptada en 1791, no ha cambiado desde entonces a diferencia de América latina, donde las constituciones cambian repetidamente”, recalcó.